Los Círculos de Mujeres. En estos tiempos de tanta información y tecnología, tanto ruido y contaminación, el silencio y la escucha, el hablar desde el corazón, son a veces imposibles de conseguir.

Nos exigimos ser super mamás, esposas, hijas, madres, amigas, y no somos perfectas, somos como somos, y a veces no sabemos ni quién somos… Tanto cuidar a los demás, nos hace olvidarnos de cuidarnos, de darnos un tiempo de reconexión con esa fuerza interior única que todas tenemos.

Los Círculos de Mujeres son espacios para darnos ese tiempo, para nutrirnos unas de otras, para cultivar lo femenino… Un lugar seguro y de confianza donde las mujeres nos re-unimos para compartir nuestra esencia, redéscubriéndola y actualizándola.

Nos sentamos en círculo para recordar que todas tenemos derecho a ser vistas y escuchadas, para recordar quienes somos y para aprender entre mujeres acerca de lo femenino. En un círculo todas somos iguales, aprendemos a confiar en nosotras mismas, aprendemos a escuchar y a escucharnos.

Cada círculo hace visible el poder de las madres, de las hijas, de las hermanas, de las esposas, de las abuelas, de las amantes, de las amigas, y podemos encontrar apoyo para llevar adelante ideas y proyectos.

En el círculo, la atención y la escucha son poderosas herramientas de sanación durante la rueda de palabra, práctica tomada de las tradiciones nativas americanas. Cuando una mujer tiene la palabra el espacio le pertenece por completo, y todas la escuchan y la miran. Ella habla desde el corazón expresando su verdad y sus preocupaciones. Las otras escuchan sin juzgar, interrumpir u opinar. Lo que la mujer dice no se comenta y, cuando ha acabado, habla la siguiente.

Y es desde la escucha sin juicio donde descubrimos que cada mujer , siendo única es igual a todas, todas somos una, y todas albergamos la profunda necesidad de que la energía femenina pueda hacer más aportación a este mundo.

Qué hacemos en los círculos?

Cada mujer comparte lo que sabe hacer. Bailar, cantar, leer algún texto, ejercicios de relajación, meditar, dinámicas para activar y charlar a cerca de diferentes temas, talleres creativos… y comer y beber en espíritu de celebración Se concluye con la rueda de palabra.

Hay muchos tipos diferentes de círculos de mujeres. Unos son más formales y siguen unas normas pautadas, otros son más informales. Unos están conducidos por alguna con más experiencia, otros se la reparten alternativamente o improvisan el encuentro sobre la marcha. Hay círculos cerrados, donde las mujeres siempre son las mismas, y círculos abiertos a los cuales puede asistir cualquier mujer que lo desee. Otros círculos son cerrados pero de vez en cuando se abren… Todas las formas son válidas.

El círculo puede tener un nombre elegido por todas las mujeres.

Los círculos de mujeres aceleran la necesaria transformación del mundo. Cuantas más círculos se creen, más mujeres despertarán para que la esencia femenina florezca, favoreciendo una mejor comunicación desde el corazón en nuestras relaciones.

Un círculo de Mujeres ayuda a potenciar tu Poder interior, tu Intuición, tu Creatividad, tu Sabiduría Interior, tu Sexualidad…

Hay Círculos de Mujeres en todos los lugares del mundo, y todos tienden a ayudarnos a hacer más consciente nuestra esencia de vida co-creadora, intuitiva y naturalmente sabia.

Joana Peral Ríos

Fuentes:

http://www.mujeresalfuego.com

Entrevista a Jean Sinoda Bolen, autora de «El millonésimo Círculo» e impulsora de la creación de Círculos de Mujeres.

http://cuadernodemujeres.blogspot.com.es