Este poema lo escribí cuando estaba en un curso de chamanismo, donde sobre todo nos insistían sobre «ser impecables con una misma».  En uno de los paseos por el bosque encontré un estanque repleto de nenúfares amarillos…

Los Nenúfares Amarillos

Acecha por el estanque de los nenúfares,
Amarillos como el sol,
Por el lago de los patos que vuelven a su hogar.

Sueña que tomas la dirección correcta
Y te será fácil llegar.

Los nenúfares amarillos:
Las flores más bellas
Nacen de la profunda soledad
Del lodo oscuro,
De la matriz del agua,
De la sabiduría inmensa y salvaje de la Naturaleza.

Toma la dirección correcta,
Y si no, no importa,
Hay muchos senderos que recorrer hacia ti mismo
(el arquero zen apunta esencialmente hacia sí mismo)

Sé impecable, consciente, consecuente,
Caminando hacia tu destino,
Sintiendo tu cuerpo, transmisor de sensaciones
Y los recuerdos de la Mente,
Escuchando a tu alma, a tu yo más interno.
Viviendo tu vida, encontrando tu don,
Y mostrándolo si quieres, si quieres no.

Conectando con el curso divino de cada estación,
Auténtica maravilla
La de fluir en el tiempo
Que se extiende en todas direcciones,
En todas dimensiones.

Visitando y reconociendo los rincones y ritmos de tu corazón.

Verano 2007, en Armenteras.

J.P. Ríos


CANCIÓN DEL NÁUFRAGO

Mirabas hacia las estrellas,

como esperando orientación

o quizás una respuesta

a tu inmensa soledad;

y buscando contestación

te olvidaste de esperar.

Tus ojos en el horizonte fijos,

entre el cielo y el mar,

en el barco que se deshizo

vuelves hoy a embarcar.

J.P.Ríos


Cuando contemplo estas

dos flores en mi mesa, ¡dos flores!,

tan muertas, pero tan vivas

aquí adentro,

¡sólo dos flores!

veo tus manos en ellas,

tus manos abiertas

que me ofrecen: ¡DOS FLORES!


La aurora por la mañana es como el viento:

sopla e inflama los sentimientos

y los eleva ondulantes sobre el mar.


¿Es dulce la vida?

La vida sin prisas

es agua tranquila.

¿Es agua estancada?

Es agua sencilla.


Quiero coger la luna,

quiero tomar el mar en mis manos.

-Está prohibido, es pecado.

Quiero andar por el agua,

quiero romper un rayo.

-Imposible, está penado.