Mujeres que aman demasiado, grupo de apoyo

Partiendo del libro «Mujeres que aman demasiado», donde la autora, Robin Norwood, ofrece pautas para que las mujeres puedan amarse a sí mismas y establezcan relaciones sanas y duraderas, desde A.D.A.B. ofrecemos un grupo de apoyo para cambiar nuestra manera de amar y así dejar de sufrir.

«Cuando estar enamorada significa sufrir, es que estamos amando demasiado»

Las mujeres (y hombres) que aman demasiado pueden tener predisposición bioquímica a diferentes tipos de adicciones, como drogas, alcoholismo, determinadas comidas (sobre todo dulces), adicción al dolor emocional…

Robin Norwood, terapeuta matrimonial y familiar, en su libro presenta un programa completo para reconocer, comprender y dejar de amar demasiado a alguien que nos provoca dolor; también a amar lo suficiente como para detener ese dolor, y esos círculos viciosos de dependencia emocional. Eva Boix, técnica en violencia de género y máster en psicología holística, coordina las sesiones on line en el Meet, y la psicóloga social, Margarita Medina, las sesiones presenciales en Blanes.

Los encuentros virtuales se realizan a partir del 19 de septiembre, los domingos a las 20h. Para las mujeres que se conectan desde América, serán las 14 ó 15 h., o depende del país… sois todas Bienvenidas!!

Señales de que estás «amando demasiado»:

  • Cambiar los planes por él, mientras que él no mueve ninguna pieza de su vida por ella.
  • Excesiva atención y afecto sólo por parte de una de las personas de la relación.
  • Dependencia Afectiva, la persona no puede existir con su propio cariño, por lo que necesita de la relación, aunque le haga daño.
  • La relación se enfoca demasiado en él (o en la familia u otras relaciones), por lo que ella se desconecta de lo que siente, quitándose importancia.
  • La mujer cruza el límite del amor común al amar demasiado cuando se posterga y deja de hacer lo que tiene que hacer por priorizar la relación.

Para tener una relación sana:

  • Hay que amarse y respetarse primero a una misma.
  • Escucha lo que realmente quieres de ti misma, no lo que quieren los demás.
  • Si lo que deseas es distinto a lo que tienes es necesario hablar de cómo te sientes en esa relación.
  • Conversar, comunicarse, y tomar responsabilidad sobre la situación.
  • El problema no es dar demasiado, si no que sea sólo una la persona que da demasiado.

Estamos convencidas de que si tu autoestima es sana, es decir, priorizas el amor propio antes de amar al otro («Ama a los demás como a ti misma»), escuchas desde el corazón lo que realmente necesitas, te amas, te respetas y eres coherente con lo que piensas, sientes y haces, tendrás una vida más plena, feliz y saludable para ti y para todas las personas que te rodean.

La relación más importante de tu vida es la relación contigo misma: conocerte, amarte, auto-maternarte (es decir, proporcionarte a ti misma la seguridad, protección y atención que necesitas), valorarte, respetarte, si quieres hasta llegar a enamorarte de ti misma, hará que salgas al mundo totalmente empoderada, consciente de tu valor como ser humano.

Brilla con luz propia! El mundo está esperando que expandas tu brillo, tu felicidad y tu amor!

Si estás interesada en formar parte del grupo de apoyo, contacta