Los atrapasueños son populares en casi todo el mundo. Aunque su sentido original va más allá de un simple objeto bonito de decoración.

La finalidad más usual de los atrapasueños consiste en que la red sirva de filtro de los malos sueños y de las malas energías, procurando un buen descanso o sueños reveladores. Por ello lo mejor es que construyas tu propio atrapasueños personal, para ti o para regalar a una persona conocida, ya que a cada nudo que vamos haciendo le ponemos nuestra intención. Elaborarlo puede servir  para centrarte en tus propios sueños y proyectarlos en la red que vas tejiendo, clarificando tus objetivos, metas y tu propósito de vida. Se utilizan elementos naturales, en la medida de lo posible, como ramas, plumas, cuentas de madera, cerámica o cristal, por ejemplo.

Al observar el dibujo que se forma en el atrapasueños, nos damos cuenta de su armoniosa estructura: es un mandala, un círculo dividido en 0cho partes, que a su vez se siguen dividiendo. Su forma no está diseñada al azar, posee un sentido profundo y mágico.

En la vida, tanto como cuando somos niñas,  jóvenes, adultas o viejas, todas atravesamos por situaciones que no son placenteras… nos toca aprender de ellas y dejarlas que pasen para poder crecer como personas. Las experiencias más nutridoras y bellas podemos recogerlas y mantenerlas dentro de nosotras, así como las buenas intenciones las vamos anclando en cada nudo de la red.

Existen varias leyendas sobre este amuleto de protección, y todas coinciden en  la representación de los círculos de la vida.

Aquí contaremos la leyenda que surgió en la tribu de los lakota, un pueblo que se desarrolló en Norteamérica, y que ocupan hoy lo que son Minessota, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nebraska y Wyoming, y forman parte de la tribu sioux.

LEYENDA DE LOS INDIOS LAKOTA

Cuentan que hace mucho tiempo, “cuando el mundo era joven”, un viejo líder espiritual estaba en una montaña meditando y tuvo una visión. En ésta, Iktomi, el maestro bromista de la sabiduría, se le apareció en forma de araña y le habló.

Mientras Iktomi  hablaba, tomó una rama de sauce, hizo un círculo con ella, y comenzó a tejer una enorme telaraña en el interior de éste, con pelo de caballo. Tejía una red donde entrelazaba cuentas, piedras, plumas…

Iktomi habló sobre los círculos de la vida, de cómo nacemos siendo niños y nos vamos transformando en adultos hasta la vejez, en donde debemos ser cuidados como cuando éramos bebés, para completar el círculo.

Las palabras del sabio fueron: «En cada tiempo de la vida hay muchas fuerzas, unas buenas, otras malas. Si te encuentras con las buenas, ellas te guiarán en la dirección correcta, por eso es necesario tener siempre protecciones que nos ayuden a decidir el camino.

Si escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimarán y te guiarán en la dirección equivocada. Hay muchas fuerzas en diferentes direcciones y algunas pueden influir en la armonía de la naturaleza. Pero también cuentas con el Gran Espíritu y sus enseñanzas.»

Mientras el sabio hablaba, continuaba tejiendo la telaraña de afuera hacia adentro, y le dijo:

«Mira la telaraña. Es un círculo perfecto, pero en el centro hay un agujero. Úsala para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas, sueños y visiones. Si crees en el Gran Espíritu, la telaraña atrapará tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero.

Protege tus pensamientos, guía tu vida por el buen camino y no dejes que las malas visiones te lastimen”.

El anciano lakota, le pasó su visión a su pueblo y desde entonces la tribu lakota usa el atrapasueños como la red de su vida.

Se cuelga cerca de la cama. Lo bueno de los sueños queda capturado en la telaraña y lo malo se va a través del agujero del centro.

Así es como los lakota creen que los atrapasueños protegen su destino.

Taller de construcción de Atrapasueños

Es aconsejable poner una música relajante al llevar a cabo tu atrapasueños,  meditar sobre el propósito al iniciarlo y durante todo el proceso, arraigarte en el momento presente y conectar con lo que para ti es esencial. Cuando lo tengas acabado, con una simple ojeada recordarás tus sueños más importantes, tu proyecto vital.

Si los materiales para  elaborar tu atrapasueños personal son naturales, de piel, madera, cuentas de cerámica, piedras, etc., mucho mejor. Un chamán me mostró que, paseando por el bosque, la naturaleza te podía obsequiar con todos estos elementos, y esto es lo más aconsejable, ya que mediante esa salida al bosque, en actitud de atención plena, se pueden encontrar plumas y otros objetos para embellecer tu atrapasueños; aunque a veces no disponemos de una rama de sauce en el bosque por el que caminamos, y tenemos que recurrir al metal para hacer el círculo…

Otra cosa que me enseñaron fue que no vale pasar la cuerda así nomás, sino que es primordial hacer bien cada nudo, ya que al anudar hay que poner una intención, un deseo… y las ideas, las metas o los sueños más valiosos resaltarlos con un adorno, para tener claro lo fundamental y recordarlo fácilmente.

Si vives en Blanes o cercanías, o estás pasando aquí un tiempo de vacaciones y te apetece realizar este hermoso taller de dos horas, que también sirve como meditación activa, no dudes en ponerte en contacto con nosotras.

Y hasta que nos encontremos, me despido con un saludo sioux, de los lakota, para cerrar cualquier ceremonia:

                         Aho Mitakuye Oyasin

Que puede ser traducido como: Todos Somos Parientes o Todos Somos Familia

Joyce Perla del Río

El Poder de los Sueños

INSCRIPCIONS