Viene el calorcito y vamos a prepararnos para recibir a la primavera acercándonos a la cultura polinesia, a su conexión con la naturaleza, a su vitalidad…

Aloha   es la palabra  usada para bendecir a los visitantes de las islas, y puede utilizarse como saludo, hola o adiós,  y para decir amor, belleza, paz, afecto… Significa literalmente “la presencia de la respiración” o “la respiración de la vida”. La palabra está formada por “alo” que significa presencia y “ha”, que significa respiración.

Aloha es dar y recibir energía positiva, es vivir en armonía y compartir todos esos sentimientos con todo lo que te rodea.

Diferentes Estilos

Existen diferentes bailes en cada una de las islas de Hawaii, Tahiti, Samoa, Tonga, Fiji, Nueva Zelanda, Islas Cook , Islas de Pascua, etc., casi todos con movimientos ondulantes que van desde los pies a la cabeza y con expresión mímica. Aprenderemos el Hula, danza hawaiana cuyos bailes son la mayoría en honor de los dioses y diosas, y el Ori Tahiti, de origen tahitiano donde los temas de las canciones relatan la vida diaria. Hay una gran diferencia entre la sensualidad del aparima (apa=beso, rima=manos), danza lenta y ondulante donde se cuenta una historia con las manos, y el movimiento trepidante de caderas en las oteas.

Como son danzas milenarias, encontraremos que tienen muchos puntos en común con la danza oriental, sobre todo por la vibración de las caderas, y los suaves movimientos de los brazos.

La danza que alegra el espíritu

El espíritu polinesio es positivo, como indica la palabra aloha, y su baile es un reflejo de ello, así que podrás sentir cómo cambia la energía hasta hacerte ver la vida de un modo más alegre… De acuerdo con los viejos Kahunas (sacerdotes hawaianos), vivir el espíritu aloha era una manera de alcanzar la perfección y realización de nuestro propio cuerpo y alma.

La naturaleza está muy presente en cada movimiento: los pies y las piernas nos conectan con la tierra; los brazos y manos, con el aire y el cielo.

Además es un ejercicio muy recomendable, a nivel físico tonifica la musculatura de todo el cuerpo, proporciona flexibilidad, mejora la circulación sanguínea, y a nivel psíquico refuerza la confianza, despliega feminidad y aumenta la autoestima.

Si quieres sentirte más en sintonía, puedes traer el bikini o una camiseta o top ajustado, un pareo y las ganas de disfrutar.

Las plazas son limitadas. Para formalizar tu inscripción tienes que registrarte a través de la web de ADAB.

Aloha  
 Más información:

Músicas, Cantos y Danzas de la Polinesia

INSCRIPCIONES